15 ene. 2010

Primavera, verano, otoño, invierno... Primavera (2002), Kim

La película por la que muchos descubrimos en México el mundo cinematográfico de Kim Ki-Duk. Una de las mejores secuencias de este filme sobre el aprendizaje existencial, la culpa, la redención, la búsqueda espiritual. Todo en el marco de un relato que no deja impasible a nadie. De ritmo acompasado, una fotografía generosa, sin peroratas morales, Kim nos regala una obra rotunda, bella, inaprensible, indeleble.

No hay comentarios: